martes, 10 de enero de 2006

Oriente entre los geranios

Según bajas por mi calle, dos manzanas más abajo está el campus viejo de la universidad de Cartagena. Es antiguo, pequeñito y tan tecnológicamente obsoleto como quieras imaginarlo pero tiene una cosa buena de la que además ellos no se han dado cuenta, las vistas.
Justo enfrente hay un colegio de niños y dentro las típicas casas antiguas que antes ocupaban los profesores. Allí en el primer piso hay un balcón lleno de bonsáis. Es lo típico que siempre miras por el rabillo del ojo mientras vas y vienes por el paseo pero y que un día descubres como nuevo.
Eso me pasó a mi estas Navidades, un día pasé justo por debajo y me di cuenta que las macetas no eran iguales a las del resto, eran preciosos bonsáis.
Desde entonces siempre que paso me quedo mirando expresamente porque muchas veces el dueño está allí cuidándolos y es una estampa digna de ver con tiempo.
Hay algunos pequeñitos y poco frondosos que imagino serán los más jóvenes pero en el puesto de honor del balcón hay uno enorme plantado en una maceta alargada decorada con relieves.
A mi es el que más me gusta porque me recuerda a los antiguos árboles milenarios de cortezas retorcidas que siempre hay en los bosques de mis sueños pero este en miniatura.
Lo que me gustaría saber es si, como en las fotos de algunos bonsáis, también hay un paisaje en miniatura a su pies con un pequeño puente o una pagoda china.

P.D: Por si hay dudas yo prefiero los árboles al natural, sin las raíces recortadas y las ramas guiadas por alambres pero cuando veo a la gente dedicada a sus bonsáis pienso que en ese instante están disfrutando de un momento de paz.

5 comentarios:

Irea dijo...

¡Hola! Está muy entretenido tu blog. Volveré a visitarlo. :-) Un saludo.

keleb-dûr dijo...

Me encanta el título del post. ;)
Besines.
Olatz.

Ilmendil dijo...

Catalina: Gracias!! ^__^UU Ya ves, son solo las miles de cosas que se me pasan por la cabeza.Me pasaré por tu blog a hacerte una visita, no lo dudes.

Keleb: Hola preciosa. Asias ;P
A ver si coincimos un día por el msn que hace mil años que no hablamos.
Un abrazo.

CaKoRt dijo...

Quizás miles de cosas paseen libremente delante nuestra, sin que haya nada ni nadie que nos haga detenernos a verlas.

Quizá ahí es donde radica esa belleza, ¿verdad? Increíble. Muchas veces pienso en la vida, como en los juegos de ordenador. Tienes a tu personaje, que interactúa con ciertos objetos de su entorno, los que el programador cree necesarios para la acción del juego en sí. El resto es decorado, una textura intocable y no modificable.

Es entonces cuando ves en ese decorado una diferencia del resto, un algo que había estado allí, pero nunca vistes. Y has hackeado el juego. Y encuentras la libertad y te sientes feliz.

The Matrix Has You Neo ...

Un beso.

Narquelië dijo...

cada uno tiene su manera de relajarse o de crear belleza, y esos arbolitos no dejan de ser una de ellas; pero a mi también me gustan más los arboles grandes y si están rodeados de muchos de los suyos, mejor que mejor

Besicosss