martes, 2 de agosto de 2005

...

Aún así, después de tanta mierda puedo sentirme feliz porque tengo quien equilibre la otra mitad de mis días.

2 comentarios:

Ulmo Vailimo dijo...

Jeje , afortunada eres entonces , muy afortunada..

Ilmendil dijo...

¡No sabes cuanto!