lunes, 1 de agosto de 2005

Estoy harta...

Estoy harta....
Estoy harta de tener que sentirme siempre en deuda, de tener que estar siempre agradecida, de que me recuerden constantemente el sacrificio que les supongo.
No creo que nunca hallan hecho nada desinteresado por nosotras, TODO lo tienen muy presente y no permiten que nos olvidemos de ello.
Se esmeran en recordarnos cada día los sacrificios que les ha costado mantenernos, mandarnos al colegio, a la universidad y hasta lo que se han gastado en médicos...
Pretenden que continuamente les mostremos nuestro agradecimiento y nos comportemos como seres eternamente sumisos.
Nos tratan como si fueramos niñatas malcriadas que no son conscientes del mundo en el que viven.
A veces creo que nos odian y otras que lo que sienten por nosotras en un amor enfermizo.

Antes, cuando era más pequeña estas cosas me afectaban más.Solía salir corriendo y lloraba desesperada pensando que era la peor persona del mundo.
Ahora ya no lloro porque sinceramente creo que ya no puedo más.

Se enfadan porque no les contamos nuestras cosas, porque no sentimos la necesidad de abrazarlos o porque no les pedimos consejo pero es que no me nacen tales sentimientos.
Nos acusan de no comportarnos como una familia pero hace muchos años que yo solo siento que somos cuatro personas unidas por obligación.

Antes las broncas y los enfados me desequilibraban mucho, ahora solo me dan un terrible dolor de cabeza e intento luchar contra ese sentimiento que me hace sentirme una persona horrible y mediocre.

Supongo que es más fácil escribir esto en plural pero aunque somos dos nunca hemos formado equipo...

2 comentarios:

Ulmo Vailimo dijo...

:( , por desgracia todo eso es mas comun de lo que debiera , sigh. La verdad siempre he dicho que los deberes de nacimiento me parecían algo absurdo. El respeto y el cariño se los debe ganar cada uno y deben salir de la persona. Exigir , recordar y tarifar los servicios prestados es la mejor manera de ser un buen proveedor...pero no de ganarse afecto...en fin.

Ánimo y no desesperes mucho , tu alegría no es un pago adecuado para ninguna deuda..;)

Ilmendil dijo...

A estas alturas tendría que estar ya acostumbrada a todo esto pero siempre hay una pequeña vocecilla dentro que se pregunta ¿porque?.
He desistido ya de tener una relación más normal con ellos porque se que es imposible pero es algo que envidio mucho a aquellos que la poseen.
^__^ Gracias