martes, 15 de julio de 2008

Doblada


Prometo ser buena conmigo misma y no volver a doblar nunca jamás. Aunque el SMS sea malo y te ponga delante una buen fajo de billetes, aunque te prometa puntos dorados y brillantes para la bolsa o ningún enfermero que conozcas entienda lo de " no doblar".
Menos mal que solo he aceptado dos meses si llego a decir que si a los cuatro que me ofrecieron al principio moriría.

Ahora explico el concepto de "doblar" para todos los que no tengan gente sanitaria cerca.
Doblar: Dicese de la experiencia cuasimística de compaginar dos trabajos a jornada completa. Uno en la sanidad privada y el más rentable claro en la antigua seguridad social. En uno tienes curro para todo el año y en el otro pelas y puntos para dejarte cuanto antes la privada y cobrar un sueldo decente.

Dentro de lo que hay por ahí yo tengo suerte ya que en la puerta de urgencias estoy de noches fijas. Una sí, una no, una sí , una no, una sí, una no... y en la privada de mañanas fijas por lo que no tengo que complicarme la vida cambiando turnos.
Lo malo es que todas las semanas tres o cuatro días entro a trabajar a las diez de la noche y salgo a las tres del día siguiente. Nunca, jamás libro en los dos sitios a la vez y el tiempo que no dedico a eso siempre estoy durmiendo porque o entro de noches o después de diecisiete horas estoy muerta de cansancio. Y aunque parezca una tortura, sí yo lo elegí voluntariamente. Pero juro por las cenizas de Tara que esta es la última vez.

Así de triste es mi vida y seguirá siendolo hasta finales de Agosto. Así que ahora mismo las únicas cosas interesantes que tengo que contar es sobre anécdotas de enfermería y hasta yo misma me doy cuenta de que soy un disco rallado.

P.D: Por cierto Usul, es mentira que los enfermeros trabajemos horas y horas sin morir en el intento. Se nos muere una neurona cada vez que doblamos.

5 comentarios:

Guillem dijo...

Ay mi niña!!! Solo puedo decirte que ya falta menos.

Y por cierto nos acordamos de ti en Navajas.

Un beso guapa

keleb-dûr dijo...

Ay! los contratos veraniegorrrlllss!! pues sí, cada vez que te lo proponen piensas: dinero! y luego cuando realmente tienes que hacerlo te cagas en todos tus ancestros uno por uno por aceptarlo

en fin, ánimo! que queda poco. Te echamos mucho de menos en Navajas :(

Elbereth Gilthóniel dijo...

¡Mucho ánimo! En fin, cuando al final del verano mires tu cartilla al menos sonreirás :)
Eso de que doblas y sólo tienes chistes de enfermeras me resulta familiar... aún no se me ha ido la olla del todo (menos mal, que sólo llevo 3 semanas) pero poco a poco me están entrando los ataques de risa estúpidos al salir los sábados de la academia con chistes de esos que sólo entendemos nosotras :P
Besicos :***

lulu_ct dijo...

Mira que te lo dijimos..... que no te hace falta... que disfrutes la vida... que sí.... que es muy tentador... pero que no vale la pena....ais.... porqué nadie me escucha nunca jooooooo

Pues ale.... ahora a apechugar... claro que yo mejor me callo que me he puesto guardias en centros de salud en mis días libres, con eso de que todo queda dentro de la misma empresa y parece que haces menos,....

Somos masocas....

Finduilas dijo...

Pobrecita mi niñaaaa!! Sólo decirte que ánimo, y que podría ser peor.. podrías estar hartita de buscar trabajo y no encontrarlo ;)

¡Un besazo y ánimo, que tú puedes con to!