martes, 15 de enero de 2008

Meme: de la mayor vergüenza.


Para un día tristón un meme para hacer públicas algunas vergüenzas.

Se trata de recordar una situación hilarante de estas que te hicieron pensar 'tierra trágame' cuando te sucedió, pero que hoy en día cuentas como una anécdota más. Sobre todo porque estas situaciones suelen ser culpa de los demás, y no tuyas, que tú bien que estás seguro de lo que haces, pero no, el mundo te tiene que llevar la contraria.

Nacer en una ciudad con playas al alcance de la mano implica bañarse en el mar y prácticamente desconocer los que son las piscinas y los trampolines.
Así que no aprendí a tirarme de cabeza hasta una edad indecente. Umm... aunque primero aclaremos una cosa. Yo siempre salgo de las situaciones embarazosas muyyy dignamente.

Y la historia es la siguente.
Hace como ocho a nueve años Aulë y yo nos apuntamos con la gente de mi clase del colegio a una excursión organizada a un parque acuático. Entre otras cosas Aulë y un amigo se pusieron en cola para tirarse desde una roca que estaba a unos seis o siete metros de altura sobre una piscina.
Hacía...¿qué?, ¿tres meses que había aprendido a tirarme de cabeza?. Ni corta ni perezosa me puse junto a Aulë que me miraba con muy muy poca confianza.
Ahí estaba yo, dispuestísima a lucirme, llena de decisión y de confianza en mi misma.
Y zas, me lancé en picado...

Creo que fue más o menos a cinco metros de altura cuando mi cuerpo perdió rigidez y calló flácido sobre la superficie del agua.
Aquello dolío y muuucho. De hecho creo recordar que floté un segundo antes de hundirme como una piedra.
Cuando salí por la escalerilla de mano un socorrista pasmado me preguntó si estaba bien y yo muy digna y con la mitad delantera de mi cuerpo al rojo vivo respondí que "Perfectamente".
Después de todo solo me habían visto pegarme el mayor planchazo de mi vida unas cien personas, entre ellos toda mi clase y mi novio.

A posteriori Aulë aseguró que pensaba que de esa me mataba. Y la verdad es creo que poco faltó.


Nomino a Elwing y a Elbereth.

3 comentarios:

Elbereth Gilthóniel dijo...

Bueno, yo la mía la pondré después del examen de Endocrino, que ahora no tengo tiempo. Y además... hay taaaaantas situaciones así en mi vida que no sabría por donde empezar XDDD Elegir una va a ser difícil, pero creo que a Elwing le hará mucha ilusión que ponga la más famosa de todas: la de las MARIQUITAS DE CHOCOLATE (y que conste que yo me siento muy orgullosa de ella :P)

Muchos besicos.

Finduilas dijo...

Yo no sé tirarme de cabeza :S:S Cuando estaba aprendiendo me pegué un golpe con el suelo de la piscina en toda la mollera y se pasaron las ganas de volver a intentarlo ;)

Elbereth Gilthóniel dijo...

Para tu consuelo, yo llevo cuatro años haciendo natación y no sé tirarme de cabeza. A mi aprensión hacia ello creo que también ayuda el hecho de que cuando era pequeña, era una raspilla y toda la ropa me quedaba grande, y cada vez que mis primos me intentaban enseñar y lo conseguía... yo salía por un lado... y el bañador POR OTRO :S Con 7 años vale... pero con 24 mejor no lo intento :P