martes, 21 de agosto de 2007

En casa...( leáse con voz de Homer diciendo "Chocoláaate...")

Estoy en casa, en esta casa prestada y tan de paso que solo voy a quedarme cuatro días pero sin embargo es donde más feliz soy.
En la nueva planta donde estoy desde el 16 tengo la enorme suerte de tener clave, y no la caótica clave 9, sino una maravillosa que tras mis dos noches me deja cuatro días libres.
Y como Aulë tenía que reincorporarse ayer día 20 me he venido con él ya que no hemos tenido la suerte de que mis días libres coincidiéran con sus vacaciones.
Después de este agosto caótico de estrés laboral, familiar y de estar forzosamente separados necesitaba sentirme en casa.
Añoraba mi espacio, mi enorme cama (después de probar una de 1,50 nada más podrá satisfacerte ...y menos una de 80 ;P) y sobre todo añoraba a mi valar favorito que me tapa con la colcha cuando tiemblo de frío a medianoche.

Por lo demás ya tenía pena de muerte por no actualizar y es que si hubiera puesto un post más sobre enfermeras me hubieráis matado y estaba muy perraca para contar el resto de las cosas.
Y cosas sin embargo han pasado.
Por fin celebramos ( el super smial de Umbar aún en letargo post-estelconero) el legendario visionado de las películas. Tres años hablando de hacerlo y nunca nos animábamos así que la propuesta de Mario Wulf nos sacó de la indecición. Dos días en su casa de la playa, con visionado nocturno en el proyector del jardín y sobreviviendo a base de un menú alemán de ensaladas de pepino negro, de col y de patata acompañadas de unas albóndigas del tamaño de un puño llamadas "fri...algo". Todo acompañadode salsas impronunciables y otras triunfadoras como el kepchup de curry. Todo delicioso en cantidades industriales...umm.

También fue el día de mi nombre. Veintiséis años esta vez. Este año no hubo barbacoa piscinera y sé que más de uno se quedó con las ganas pero el aperreo me pudo y al final lo celebré con sushi y helado de té verde. ¡¡Y no, está buenísimo y no sabe a césped!!
El regalo más friki del día fue un Seiya de peluche enorme que Nörnore me trajo de las Tierras de Nadie. Mi madre lo mira raro, Aulë lo mira raro y hasta yo lo miro raro...pero me encanta. Seguro que yo nunca me lo hubiera comprado por eso mola tanto que te lo regalen. XD

Y bueno ahora estoy en casa intentando resucitar a mis pobres plantas y pensando seriamente en dedicarme solo a los aloe vera que como son medio cáctus es lo único que sobrevive a mis manos. Besoooos.

6 comentarios:

Pedro A. dijo...

Lo de las plantitas es normal... ten en cuenta que cuando me ven se asustan, recuerda aquello de "no obstante... necesitarán madera" xDDD

Aulë

keleb-dûr dijo...

felicidades guapetona!!!!

Estoy super dsconected de internet jejeje Me alegro que hayas tenido unos dias de relax. Tengo muchas ganicas de veros

Besotes

Elbereth Gilthóniel dijo...

Bueno, os veo esta noche, así que no hace falta poner mucho por aquí ;)

En cuanto a las plantas... en serio, la próxima vez que veas a mi madre háblale de ellos, que mi madre es la "resucita-plantas" oficial. Dile las características de tu piso y te dice lo que mejor le va y que necesite pocos cuidados.

Y antes la duda: potos. Yo creo que si hubiera un ataque nuclear, sólo sobrevivirían las cucarachas y los potos XDDD

Finduilas dijo...

Mola el regalo...yo tengo un DRAGÓN de peluche, un día tenemeos que ponerles juntitos ;)

Me alegro de que lo pasárais bien, felicidades wapísima!!

Finduilas dijo...

Un Caballero del Dragón, se entiende, que al leerlo me ha dao la impresión de que parecía otra cosa :P

Narya-Mithrandir dijo...

Felicidades atrasadas, me alegro que lo pasaseis tan bien y de que hayas disfrutado de unos días más tranquilitos ;-) aunque sólo hayan sido 4 ^_^

un besote