lunes, 12 de marzo de 2007

Domestic life

La semana sirve exclusivamente para descansar de los fines de semana...da igual que tengas madrugar, que tengas una cola de obreros esperandote para hacerles el reconocimientro médico todas las mañanas en tu puerta o que te pelees con el potaje para que se parezca un poquito al de tu abuela ( estoy poniendome en contacto con mi maruja interior).

Durante la semana se descansa porque dejas de identificarte con el conejo de Alicia y porque no miras tanto el reloj.^^

Supongo que así vive la gente que está fuera de casa. Familia, la otra familia, distintos amigos... muchas novias para tan poco tiempo.
Y sobre todo la necesidad de ver a todos y no dejarse a nadie en el tintero porque te sientes culpable de no tener tiempo para todos. Un día y medio no dá par mucho. Lo siento.

Así que entre otras cosas este sábado fuimos a ver "The Host" ( Gwoemul en el original) de Joon-ho Bong.
Y la verdad si solo esperáis ver una película de mostruos comiendo coreanos adelante pero si además queréis reiros también lo tendreis y hasta una buena dosis de crítica política. Sinceramente, no se parece a ninguna película que yo recuerde haber visto antes y la verdad es que me gustó.
Había momentos en los que no sabía si llorar de la emoción o reirme a carcajadas . ;P
Uff me contengo para no dar spolier porque la gracia es encontrarte con algo que no esperabas al entrar el cine. Eso si, la criatura es estupenda y los efectos especiales geniales. Espectaculares precisamente porque hacen que parezca real algo a todas luces fantástico (más nos vale ^^UU).
Diferente porque nos hemos acostumbrado a ver pelis de mostruos americanos y en esta se nota que no lo es...y ya lo sé, no es solo porque esté todo lleno de coreanos. ¬¬UU
Supongo que es de esas que o te encantan y las recomiendas o las odia. Eso si, imprescindible la buena compañíara ir a verla. Estas se disfrutan mucho más comentando la jugada y es obligatorio hacerlo en mitad del cine.
Jeje, ahora si no os gusta admito las críticas enfurecidas.

El domingo nos tocó hacer de peones de albañil limpiando parte de una nave industrial que nos han dejado para guardar las cosas del smial, muchas más de las que nuestras casas pueden almacenar.
Cuando desapareció el olor a pienso para pollos y descubrimos que las paredes fueron una vez blancas nos sentimos muy orgullosos de nosotros mismos.
Dos ventanas, una puerta y muchos litros de agua a presión después estábamos para el arrastre.
Nada de hermanos de armas, la roña une mucho más creedme.

3 comentarios:

keleb-dûr dijo...

Ya están las fotos de las bodas de isabel (medievales de Teruel)
en el blog de Toni, en una de las entradas está el link al flickr

finduilas dijo...

Jooo, cómo molaaaa. Cuando me examine voy a ir a TODO ;)

P.D Información de la futura mereth de Pelargir, en mi blog;)

Duraglar dijo...

Uhh! Yo The Host la vi en la clausura del festival de cine fantástico de Donosti y la verdad es que me encantó, muy al contrario del 98% de gafapastas que habia en la sala...

Vamos, que a mi me moló mazo xD, hasta guardo las mini esposas que regalaban los pibes de calle 13