jueves, 22 de diciembre de 2005

Por mucha igualdad que digan cada día estamos peor

Aghh...odio que nos midan a todas por el mismo rasero.
Esta noche viendo el telediario casi se me indigesta la cena. Resulta que ahora las compañías de telefonía móvil se han dado cuenta que somos muchas las mujeres que tenemos uno y han decidido abrir un nuevo mercado destinado únicamente para el público femenino.
Entre otros "incomparables" avances ya han sacado modelos al mercado que incluyen horóscopos o te dicen cuál es tu peso ideal. Pero mi favorito es el adjunta un espejo más grande que la pantalla para que podamos repasarnos el rimel o el rouge de labios con toda comodidad.
Perdonen la cara de asco y si en cualquier momento salgo dispara al aseo para vomitar a gusto pero no puedo con estas estupideces.
Pensaba yo que el colmo de los colmos había sido una consola rosa chicle que anunciaban una muñeca de cartón, prima hermana de la barbie, en las tiendas de videojuegos pero parece ser que no.
Cuando se cansarán de dar por sentado que todas las mujeres somos frívolas y que se nos gana por los colores pastel o por las cosas brillantes... señores que esos son los cuervos y no nosotras.
Hay mujeres que nos preocupamos por más cosas que por la ropa y el maquillaje y que leemos libros además del Hola o del Cosmopolitan.
No todas las tías imaginan a su príncipe azul como un cachas de gimnasio intoxicado de gomina y con el cuello del polo levantado, algunas hasta pasan de príncipes azules y se buscan directamente hombres de verdad.
Y por Eru no medimos lo interesante que es un tío por su coche o por el dinero que tenga.
Aunque claro mientras queden idiotas como las que han salido por la tele diciendo que les gustan los móviles pensados para mujeres o que incluso es genial que piensen en nosotras vamos listas.

Por cierto, si la memoria no me falla también recuerdo un coche ideal para la mujer de hoy que incluía mucho espacio para las bolsas de la compra. La pregunta es ¿también incluiría un soporte especial para la barra de labios?

5 comentarios:

Anónimo dijo...

El coche no llevaba espacio para el lapiz de labios, pero sí sensores que evitaban que te chocaras con el de atrás y que te advertían que estabas aparcada lejos de la acera (lo juro).

Sí que es triste, sí.

Rodiyor

Narquelië dijo...

Nos guste o no, la sociedad avanza a un ritmo más lento que nuestras mentes, y no me estoy refiriendo a las de las mujeres porque también hay cada una por ahí suelta (justamente la que se compra esos productos), sino a los hombres y mujeres que tenemos un par de dedos de frente y que vemos absurdo hacer distinciones donde no las hay.

Que somos diferentes, por su puesto (XX, XY) pero que yo sepa en el cromosoma X no vienen los genes del color rosa y esas cosas (sino los hombres también lo tendrían :-P). Lo único que podemos hacer es simplemente esperar que productos como esos no tengan mucha aceptación entre el público femenino y se den cuenta de que no somos tan pavas (sí, ni yo soy tan pava como para querer un móvil que diga mi horóscopo).

Sin embargo, lo más triste de todo esto, no es encontrar hombres con mentalidades así, sino muchas mujeres jóvenes, demasiadas para mi gusto, a las cuales aunque se les ha brindado la oportunidad de pelear por un sitio en la sociedad igual de valioso que el de un hombre, se empeñan en decir, o por lo menos actuar como si debieramos ocupar hombres y mujeres puestos distintos, con esto no me refiero a un "puesto profesional" ya que puedes ser ama de casa porque hayas querido o por diversas circustancias, pero aún así tener muy clara la certeza de que no eres menos ni de que no estás menos capacitada que un hombre para realizar otras labores.


uff creo que he desvariado un poco partiendo de los móviles con espejo jejeje, que malas son las vacaciones nos dejan tiempo para pensar

Besicos

Ilmendil dijo...

A mi es un tema que me duele mucho. Hoy en día si te reconoces feminista te acusan de querer castrar a todo macho que te encuentres por la calle pero la cosa no va de eso.
Por mucho que nos regalen los oídos diciéndonos que hombres y mujeres ya somos iguales es mentira, aún nos siguen pagando menos por los mismos trabajos y se nos despide o "no nos renuevan el contrato" por quedarnos embarazadas.¡¡Pero si los hijos son de los dos!!
Hay que seguir peleando y no permitir que todavía halla jefes que nos traten de un modo paternalista o que se nos considere un apéndice de nuestra pareja.
Tampoco necesitamos una para estar completas ni tener hijos para sentirnos realizadas, una mujer no se necesita más que a sí misma para ser valorada.
No quiero caer en el error de discriminar ahora a los hombres pero si que es cierto que no es fácil ver estas diferencias si no las sufres.
Son cosas sutiles pero que le mellan a una el orgullo.
No quiero que Pérez-Reverte me diga que me pongo en plan eriza pero hay cosas que son así y tenermos que intentar cambiarlas.
Bueno creo esa era más o menos las idea. ^__^UU

CaKoRt dijo...

Ui... hay una solución más fácil que rasgarse las vestiduras cariño...

no lo compres.

Un beso.

(creo que hay cosas más importantes para indignarse cielo, cosas del marketing)

Herel dijo...

Ahora que está prohibido fumar, creo que van a readaptar el encendedor del coche para que pueda calentar la cera tibia de depilación XDDD.

Oye, y no te quejes porque a los hombres tambien nos discriminan y nos tratan de tontos, por ejemplo se nos censura de enseñar las piernas o el ombligo, o llevar zapatos abiertos, o camisetas de tirantes donde las mujeres sí pueden hacerlo, como si la ropa tuviera dueñas exclusivas. También se nos discrimina cuando ante un comentario libre te acusan de machista mientras que por un comentario equivalente de una mujer no se la acusa de hembrista, cuántas veces han salido mujeres por la tele generalizando y lanzando pestes de los hombres... y es políticamente correcto hacerlo, ¡qué triste!, hay muchas teleseries donde los personajes masculinos son poco más que una panda de mongoles que nunca tienen la razón, ¿qué modelo de hombre es el que están difundiendo por la TV?, un hombre de agacha la cabeza y calla. Y en las últimas leyes que están saliendo, no digamos... da hasta reparos tener pareja o hijos porque sabes que como ella te quiera joder, te va a joder pero bien y te va a robar todo lo que quiera, y ninguna ley te va a proteger como hombre ante una mujer, tú vas a ser siempre el malo. La igualdad que predica la constitución se la saltan a la torera a la hora de legislar, siempre que el resultado se discriminar al hombre.
Y la publicidad muchas veces nos puede parecer ridícula a título individual, pero en la medida de que se gastan muchísimo dinero en los estudios previos y la realización, da por seguro que si lo hacen así, es porque hay una importante masa de población para la que ese anuncio es permeable, y van a comprar el producto. Las empresas no se juegan su dinero a la ruleta rusa.