viernes, 22 de abril de 2005

Harta de estupidos y otras joyas

Estoy harta de la estupidez de la gente.Y cuando la estupidez la tienes en casa llega un momento en que te preguntas si realmente merece la pena respetar a según que personas.
Los hay que se creen que porque llevan 30 años de currante en una empresa lo saben todo del mundo laboral, los que aún creen que sin título se va a algún sitio y los que se creen con suficiente autoridad como para programar tu vida.
Y ya no tu vida...la tuya, la de tu novio, la de tus amigos y la de quien se le ponga por delante.
¡¡Y una aquí sin saber que su padre es el poseedor de la verdad absoluta!!
Total como una es estúpida porque tiene 23 años, no puede tener opinión de nada.
Desde luego es mejor su sistema.Cuando no sabe que responderte un "Callaté,que tu no sabes nada" es la mejor respuesta para todo.
Si señores, lo que hay que hacer es seguir su ejemplo.Que un amigo de papá te busque un enchufe en una fabrica porque con 17 años te has cansado de estudiar, que odies tu trabajo y te deslomes trabajando con productos químicos porque no tienes otra cosa,llevar toda la vida quejandote de lo malo que es trabajar y que si fuera por ti te retirabas ya,que desde los 30 estés buscando la manera de que te den una invalidez para no tener que trabajar más y estar solo pendiente de cumplir 55 años para poder pedir la prejubilación.
Señores y señoras todo un ejemplo de superación, realización profesional y desde luego la mejor manera de estimular a unas hijas.
Si es que a una los ejemplos le sobran en esta casa.
A veces me pregunto si mi padre tiene más neuronas de las que le permiten respirar.
Y la mejor manera de decirlo todo es gritando,gritando mucho y si es posible que se te hinche alguna vena mejor que mejor, que el efecto dramático queda que te cagas con la cara roja y los aspavientos.
Nada señores, que una va servida de apoyo paternal, de animo, de respeto y sobre todo de dialogo.
Nos han jodido...

2 comentarios:

Ulmo Vailimo dijo...

Uhm... un amigo mío decía que los padres son la prueba que el guasón del destino pone a nuestra paciencia , a ver hasta cuando nos dura...XD

Visto lo visto en la mayoría de los casos..razón no le falta.

Ilmendil dijo...

Y que lo digas... mis padres son una prueba para la paciencia y la cordura de cualquiera.Eso si, con el chantaje emocional de mi madre y la cerrazón de ideas de mi padre tengo yo guasa para aburrirme.^__^UU