jueves, 7 de junio de 2007

Haciendo memoria

Aulë dice que últimamente mi blog da miedo porque solo lo uso para quejarme. Del frigo, de las pijas idiotas, de las películas traumatizantes... y es verdad.
Te independizas y pierdes completamente todo tiempo medianamente de ocio que tengas.
Trabajo mañana y tarde y además si no quieres que te coma la mierda no puedes despistarte mucho porque tú madre no va a pasar detrás con la pala excavadora. ^^U
Creo que tengo que haber empezado tres o cuatro post y al final todos me parecen tan aburridos que termino borrándolos.
Para empezar, desde que entré en la clínica el jefe ha decidido que quiere hacerse aún más rico ( y ya lo es muucho) así que lo ha cambiado todo y a cuatriplicado el trabajo.
Además tengo muy mala suerte con los compañeros. Aunque tambien puede ser que sea gafe porque en tres meses ya voy por el tercero y empiezo a olerme a un cuarto.
La primera era nula total y no sabía hacer de nada, así que la reubicaron delante de un ordenador a pasar informes. Sitio por cierto mucho menos peligroso.
El segundo solo me duró una semana. Exactamente lo que tardó en casi matarse con la moto y romperse ambas muñecas. Lo han operado y le quedan como dos meses de rehabilitación.
Podía haber acabado peor. Era de esos tíos que siempre tienen ese gesto de estar psicoanalizándote y que de vez en cuando te masageaba lo hombros a traición y sin venir a cuento preguntándote "¿Qué, como estás?". Pá matarlo...
La tercera tiene un problema crónico de "In the parra". Vamos, no "está" en la parra... tiene parra propia.¬¬UU
Después de casi un mes no debería aún preguntarme ciertas cosas. He llegado al punto de hacerle un protocolo de actuación y pegárselo en la pared. Le tengo prohibido salirse ni una coma y la obligo a que me deje las historias en mi mesa para repasarlas porque no nos fiamos.
Creo que la palabra que más dice al día es "Ahh..." y la segunda "ahh... yo no lo sabía".
¡Además está muy agradecida por la chuleta y quiere que le haga alguna más!
De momento vamos tirando y me gusta mucho trabajar de enfermera porque noto como la gente respeta mi opinión.
Es verdad que no estoy en una UCI pero sienta bien que a una la traten como a una profesional. ;D

Aunque no sé que pensar porque cara al público te pasan cosas muy raras.
Un par de sudafricanos a los que les saqué sangre llevaban unos adornos ceñidos al brazo que parecían de piel de serpiente... pero de los confeccionados en casa. No les hizo mucha gracia quitárselos la verdad.
Otro tuvo la feliz idea de darme un manotazo en la mano con la que sujetaba la jeringa mientras le extraía sangre. Bonita ocurrencia que me movió de tal modo que me costó bastante más terminar y seguro que le dolió más. - -U
Lo mejor sin duda fue cuando un accidentado me dió una tarjeta diciendome que era por si "el podía ayudarme en algo" y me dijo que era de "la industria del bienestar"... juas, sonaba a putiferio total. Buscaban gente para trabajar a timpo parcial o completo y eran una empresa en auge. XDD
Aún cuando se marchaba insistía desde la puerta en que llamara si me interesaba.
Aunque la verdad es que la gente es en general bastante educada pero a priori se fian poco de tí y casi creen que vas a hacerle daño a posta.

Por lo demás el tiempo libre dá para poder ver al fin y derrotando a mi propia maldición "Kill Bill" y enamorarme otra vez, aunque imperdonablemente tarde, del cine de Tarantino.
Hasta ahora Aulë siempre la ponía cuando el sueño me estaba matando.

Para celebralo el domingo comimos tempura, mi primera tempura. Que es el prólogo al sushi que vendrá después y de los doriyaki.

Antes del aceite.
Antes de la barriga.
Además los fines de semana que nos quedamos en Molina dan para secuestrar a Elbereth entre exámenes y pilas de apuntes y a Narquelie del estreno de sus obras.
Nena "Winter is coming" es genial desde aquel archivo "sin terminar" que me mandaste hace meses y la pena es no poder haber ido al gran estreno.

Ya sé que debo muchos comentarios porque no aparezco por un blog desde hace semanas pero os leo siempre.
En resumen, así es mi vida de momento.

5 comentarios:

Elenya dijo...

Adivina quien tiene que pasarse mañana unas cuantas horas en la cocina para hacer sushi ¬¬.

Tu tempura tienes una pinta estupenda. Me acaba de entrar un hambre...

Findûriel dijo...

No me extraña que te ofrecieran trabajar en la industria del bienestar, porque cuando se te ve te dan unas ganas de achucharte tremendas, guapetona! XD
Aunque podías haberlo desviado hacia aquel que te daba masajes, a lo mejor habías dado pie a una carrera exitosa XD XD XD XD
Bueno, fuera los malos rollos. Entre tu tempura, el sushi de Elenya (de atún, onegai!) y mi yakitori (y mis intentos de sukiyaki) tenemos que montar una Nihongo No Mereth por algún lao!!
Besos gordos desde Torres de Abajo. Y un abrazote para Aulë.

Elbereth Gilthóniel dijo...

No te estreses, que luego me cuentas las cosas a 300 revoluciones por minutos y sumado a mi empanamiento mental con crisis de ausencias post-examenen de anatomía patológica... XDDD

Siento no haber estado muy habladora y colaboradora en la cena del otro día, aún tenía secuelas post-examen :P Pero me gustó mucho veros y pasar tiempo con vosotros y ver que "sí, hay vida más allá de la pila de apuntes" :P

El fin de semana próximo vuelvo a tener otro rato semi-libre, a ver si quedamos otra vez, aunque sea de nuevo para unos pinchos rápidos :)

Finduilas dijo...

Mmmmmm, comida japoneeeessaaaa!!! Qué hambre mq has dao jodía :P un besote!

Narquelië dijo...

jo, tu blog se comió el comentario que te dejé. Te decía que me alegré un montón de veros y que a ver si nos podemos volver a juntar prontico.

Muchas gracias por lo que dices de mi obra ^^, y bueno aún así, estrenaron la versión beta, porque la tengo en revisión.

Por cierto, ¿por qué leches te pegó un manotazo mientras le sacabas sangre al tio ese? ¿Creia que le estaba picando un supermosquito o algo??

Besicos guapa!!!