jueves, 15 de febrero de 2007

Cosas del instinto

No sé si habéis visto una película protagonizada por Winona Ryder llamada "Donde el corazón reside". La verdad es que tiene bastante tiempo y poco la libra de merecer emitirse después de comer cuando la gente decente se dedica a dormir la siesta (sobre todo por Winona).
Bueno, el caso es que en esa película la protagonista está en mitad de una crisis existencial donde no sabe que tesis elegir, que chico elegir y que hacer con su cómoda vida de americanita acomodada.
Si dejamos de lado las tonterías de la chiquilla a mí lo que me gustó de la película es como refleja algo por lo que precisamente yo estoy pasando ahora.
Un grupo de mujeres se dedican a tranmitirle sus experiencias, aquellas cosas que necesitará saber para cuando deje el nido y empiece a andar sola.
A un nivel menos transcendental yo estoy igual. Nadie anda contándome su filosofía de vida pero poco a poco las mujeres que me rodean están empezando a aconsejarme y a contarme cosas tan dispares desde como hace cada una las lentejas hasta hacerse partícipes de la suerte que todas me auguran.
La verdad es que me hace sonreir. Ni me planteo como en otras ocasiones que lo hacen porque soy mujer y que seguramente si fuera hombre no me hablarían tanto del manejo de una casa porque lo estoy viendo todo desde otra perspectiva.
Para poneros en antecedentes me gusta bastante la antropología. Sobre todo todas aquellas costumbres que comparten diferentes culturas y que son idénticas a pesar de diferenciarse en todo lo demás.
Hay pasos en la vida que todos damos seamos de donde seamos y la familia, lo amigos y toda la gente que nos quiere suele compartir un modo de actuar similar que es el mismo desde siempre.
Te cuentan su experiencia, te enseñan y casi te arropan de un modo natural e insconsciente. Va en en el instinto chicos.
Aunque el cachorro sepa más que tú en mil cosas, aunque sepan que puedes valerte por tí mismo aún así intentan pasarte esa especie de abc para que no te pierdas.
¿Y sabéis que? Me hace sentirme realmente querida que se tomen la molestia de hacerlo. Que se preocupen por si tienes esto o lo otro en la casa o por si vas a saberte hacer un cocido o vas a comer de latas a perpetuidad.
Estoy disfrutando el momento aún a sabiendas que podría hacerlo también sola. Es un rito y así lo estoy viviendo porque sé que cuando me toque a mí estar del otro lado lo haré igual y vosotros también.

1 comentario:

lulu_ct dijo...

Lo mejor de esa película es que el título original es How to make an american kilt? o lo que es lo mismo como hacer un kilt (o pachtwork) americano?

Que si que tiene que ver con la película... quién hará los doblajes de los títulos? doblarán con el mismo rigor las películas...?? espero que no

Otro ejemplo es la película de Julia Roberts Elegir un amor, cuyo título original es Dying young... Muriendo joven... vamos, que ni una palabra coincide...

Bueno peke, enhorabuena por el curro, (me debes una cena) y la respuesta a tu test,... ahora mismo no tengo ningun libro cerca... en cuanto tenga alguno cerca transcribo la página 123

besos