viernes, 27 de octubre de 2006

¿En cuántas cajas coje tu vida?

¿En cuantas cajas coje tu vida? La mía de momento en siete.
Dentro de una semana mi casa será oficialemente declarada zona militar cuando entren los albañiles, los pintores, los fontaneros, los carpinteros y por sobre todos ellos se oigan los gritos lastimeros de mi madre pidiendo compasión por las puertas de sus armarios.
Mientras, si quiero que mis cosas no terminen compartiendo contenedor con los azulejos viejos tengo que empaquetarlas, forrarlas de cinta aislante y marcarlas debidamente en fosforito y con luces de neón para que mi madre no las tire.
Lo primero fueron los libros de la carrera porque mi madre pensó que si ya había terminado no eran más que trastos que ocupaban espacio.
Aghhhh...corre, corre, corre ¡¡por tu vida sácalos de su vista!!.
Uff... una vez a salvo le ha tocado el turno a mis viejos cuadernos de dibujo, a mis posters y a mil cosas en las que hacía mil años que no pensaba.
Al fondo de un armario he encontrado los diarios que escribía antes de tener este blog.
En su mayoría solo reflejan los malos momentos de mi vida porque era entonces cuando me surgía la necesidad de escribir. Ahora gracias a dios ya me he quitado esa costumbre. ^^
También he encontrado viejas cintas (!!cintas!!) de música que ya no tengo ni donde escucharlas, la primera muñeca que me regaló mi padre cuando nací y mi Chabel favorita de cuando era pequeña ( siempre odié a Barbie ¬¬UU).
Por suerte mis preciados libros están a buen recaudo en la habitación que ahora tengo en casa de mi abuela.
Limpitos, ordeandos y relucientes en sus estanterías de madera. Si, que pasa, soy una maniática con mis libros.
; P
Como punto final de esta vorágine empaquetadora mi ordenador también sufrirá esta suerte y estará por tiempo indefindo desconectado así que en una semana este blog sobrevivirá a base de parasitar el ordenador de Aulë tanto como sea posible.
Pero de momento aún tenemos tiempo. ^__~

2 comentarios:

Aelfeth dijo...

Y por fin vas a tener habitacion propia? Jo, que guay!

Carol

Ilmendil dijo...

Más o menos. Habitación propia...trastero... solo espero no ocuparla mucho tiempo. ^^