miércoles, 14 de septiembre de 2005

"Cultura light"

Hoy he tenido una conversación a la hora de comer de esas de las que luego extrapolas tus propias conclusiones.
Todo ha partido de un comentario superficial sobre unos yogures.
Le he pedido a mi hermana que la próxima vez no comprara de esos que llaman 0% porque no saben a nada.
Pienso que si a un yogurth le quitas el azúcar y le pones "edulcorantes" y le quitas la nata para que sean desnatados si es cierto que consigues un 0%, pero en lo referente a sabor y a todo aquello que lo asemeje a lo que en un principio era.
Mi hermana entonces ha protestado que no vamos a comernoslo todo con grasa y que ella todo lo que puede lo compra light.
Y no es porque sea más sano o se preocupe por su salud no, el argumento estrella es "porque no hay que estar gordos".
No un "porque nos hace falta adelgazar" o un " no quiero engordar". La frase ha sido exactamente," porque no hay que estar gordos".
He aquí su máxima de hoy que me afecta a mi como parte directamente implicada y por añadidura al resto de la humanidad.
Quien nos conozca sabrá que mi hermana, por genes hasta ahora desconocidos para el resto de la familia, está muy delgada.Nada de anorexias y otras historias para no dormir, mi hermana nació así y para depresión mia cada vez que tiendo sus pantalones usa una talla 34-36 con 22 años.
El resto de la familia no tenemos esa suerte y nos cubrimos los huesos con unas cuantas libras más de carne que dirían los ingleses.

Quizás precisamente por lo irónico del comentario viniendo de sus labios hemos destripado la naturaleza de "agua" que es la leche desnatada y lo poco que tiene de "saludable" la margarina frente a la mantequilla de toda la vida.
No es que yo sea precisamente una amante de los rebozados y los bollos porque prefiero un buen pan integral y un buen trozo de queso antes que unas morcillas pero no hay que exagerar.
Si a un alimento le quitas todo aquello que lo forma como tal el resultado que estás comiendote solo es un montón de productos industriales por mucho que te lo vendan de "comida sana", "comida light" o "producto Bio- lo que sea".
La verdad es que cierto profesor de nutrición se encargó muy bien de despertarme la curiosidad por ver lo que realmente me como y a no quedarme en la publicidad de comida saludable.
Para ejemplo un dedal, las margarinas vegetales que todo el mundo compra por ser más sanas que la horrible grasa animal de la mantequilla de siempre son el colmo de lo antinatural.
Empecemos porque las grasas vegetales a Tª ambiente son líquidas y para convertirlas en una cremita que podamos untar fácilmente en las tostadas le hacen mil perrerías que desnaturalizan todo tipo de proteinas y mandan a hacer puñetas todas las vitaminas.
La margarina ya de por sí solo es un sucedáneo de baja calidad que salió de un concurso que Napoleón inventó porque necesitaba algo barato con lo que alimentar a las tropas que mandaba por media Europa ya que la manteca le salía muy cara.

Vivimos en una sociedad de culto al cuerpo y a la juventud donde se valora a la gente por su apariencia y de la que la "cultura light" solo es un ejemplo.
"No hay que estar gordos", ¿pero cuanto de gordos podemos estar para ser aceptados?, ¿hasta que punto podemos vestir diferente a la media sin ser mirados de reojo? o ¿hasta donde podemos expresarnos o actuar sin ser considerados unos nuevos parias del grupo de "gente normal"?.
Hoy en día nada es bello si no cumple unos cánones establecidos y nada esta bien hecho si no cuenta con la aprobación de la mayoría.
En definitiva, todo tiene que ser uniforme, medido,desnatado e insipido para que esté aceptado.
Hemos perdido el horizonte y hemos renunciado a la verdadera naturaleza de las cosas en pro de conceptos abstractos que quizás a algunos les compensen la falta de sabor de los yogures.

P.D: ¡¡Mira que me salen post raros cuando estoy de exámenes y la cabeza se pone a divagar en lugar de concentrarse!! ; P






.

2 comentarios:

CaKoRt dijo...

Cuando digas: "Hemos perdido el horizonte ..." no nos incluyas a todos, que los que lucimos tripita sexy no hemos perdido eso.

Un beso (¿qué sería de un beso si se le diera a los huesecillos de la mandíbula en lugar de a unos tiernos, sonrosados y rollizos mofletillos rechonchos?)

Ilmendil dijo...

Ains no había visto tu comentario.
Pues si, me niego a ser un clon de la mayoría de las chicas de mi edad.
Cuando me cruzo con un grupito de niñas "pijas" todas con los mismos pendientes, los mismos zapatos, las mismas mechas y la misma falta de ideas en sus cabecitas me entra la risa floja.
Hay gente muy bella que no se adapta a ningún modelo de belleza, gente estupénda que se dedica a sus aficiones sin importar lo que puedan opinar otros y sobre todo gente que no se conforma a vivir su vida según como la viven la mayoría.

P.D:Menudo ejecicio de psicoanálisis me salió en este post.XDD